Reseña de Dune: la novela de ciencia ficción

No hay mejor forma de entender Dune que hacer el siguiente símil: Dune es a la ciencia ficción lo que El Señor de los Anillos es a la fantasía. Pueden sonar palabras mayores, pero no lo son, la novela de Frank Herbert es una obra maestra dentro del género de la ciencia ficción y por ello es todo un clásico.

En esta reseña nos vamos a centrar en la primera obra de Frank Herbert y que da nombre a esta saga, en ella conoceremos al heredero de la casa Atreides, Paul, quien tendrá que viajar junto con su familia y gran parte de su clan a un planeta de lo más hostil conocido como Arrakis. Un mundo desértico donde a penas hay agua pero que sin embargo alberga una de las sustancias más deseadas por todo el universo: la melange, una droga o especia que tiene multitud de usos dentro de este universo.

Es por ello que para los Atreides estar bajo el control de un planeta que alberga semejante riqueza en su interior es algo muy importante y, a su vez, algo de lo más peligroso. Y es que la casa Atreides goza de varios enemigos, y dentro de ellos cabe destacar los antiguos pobladores del planeta Arrakis, la casa Harkonnen.

No queremos desvelar mucho de la historia, simplemente diremos que la casa Harkonnen no está dispuesta a que sean los Atreides los que custodien este planeta por lo que utilizarán su argucia para recobrar el control de este planeta y de paso acabar con la Casa Atreides.

Una novela que debes leer si eres un fan de la ciencia ficción.